LA DIETA YÓGUICA ENERGÉTICA

Los alimentos son fundamentalmente energía. Los principios de la dieta yóguica reconocen las cualidades energéticas de los alimentos y se sirven de ellas para favorecer el desarrollo de una mente lúcida y un cuerpo flexible.
Según la filosofía yóguica tradicional todo el universo esta impregnado de tres Gunas o energías primordiales que coexisten en equilibrio: sattva (la pureza), rajas (la actividad, la pasión, el proceso de cambio), y tamas (la oscuridad, la inercia).Todas las cosas y seres del universo son una mecla de las tres guna. 
En todas las personas hay una Guna predominante que se refleja en todo lo que hacen y piensan. Toda acción, emoción o pensamiento responde en el ser humano a estas tres cualidades predominando una de ellas. La constitución mental de una persona puede deducirse según qué tipo de alimento prefiere y los alimentos también tienen estas cualidades energéticas:                                                                     

Los alimentos sattvicos: 

La alimentación sáttvica aumenta la vitalidad, el vigor, la salud y la alegria, nutre el cuerpo y favorece la ecuanimidad y la meditación.Favorecen las cualidades positivas de la, permitiéndole alcanzar su máximo potencial de funcionamiento.

Los alimentos sáttvicos son deliciosos, sanos, sustanciosos y agradables. Incluyen los cereales; maíz, trigo, arroz, avena, mijo y quinoa, el pan integral, las frutas y verduras frescas, los zumos de frutas naturales, la leche, las legumbres, frutos secos, semillas y semillas germinadas, la miel y los tés de hierbas. Han de tomarse del modo mas natural posible: crudos, hervidos al vapor o ligeramente cocidos. Los alimentos sáttvicos aportan un máximo de energía, aumentan la fuerza y la resistencia, y ayudan al organismo a eliminar la fatiga aún en las personas que efectúan un trabajo duro.Es esencial la alimentción del tipo sattvica para la práctica avanzada de cualquier tipo de yoga. Desde el punto de vista energético el manejo del prana o energía vital requiere que los nadis o canales energéticos estén debidamente libres de impurezas.

Los alimentos rajásicos:

Son rajásicos todos aquellos alimentos demasiado picantes, amargos, ácidos o salados. La dieta rajásica destruyen el equilibrio entre el cuerpo y la mente. Excita las pasiones y la tendencia a la agitación, sembrando inquietud en la mente y volviéndola incontrolable, lo cual potencia un estado de espíritu que causa estrés y va minando la salud y el equilibrio del organismo.Los alimentos rajásicos incluyen las sustancias picantes, las hierbas fuertes, los estimulantes de cualquier categoría, el te y el café, el tabaco, el pescado, los huevos, el chocolate. Los platos fuertemente especiados, muy salados o llenos de productos químicos. Comer deprisa es algo que también se considera rajásico.

Los alimentos tamásicos
Una dieta tamásica no es beneficiosa ni para el cuerpo ni para la mente. Produce una pérdida de energía (prana) y sobreviene una sensación de inercia. Los alimentos tamásicos inhiben las capacidades de razonamiento, y vuelven inertes y perezosos a quienes los toman. Eliminan los ideales y la motivación en el individuo. La mente se llena de emociones oscuras como el enojo o la codicia y se destruye la resistencia del cuerpo a la enfermedad, acentuando la tendencia a las enfermedades crónicas.

Son alimentos tamásicos la carne, el alcohol, el ajo y la cebolla, los alimentos fermentados como el vinagre, y las sustancias rancias o excesivamente maduras. Los alimentos tamásicos incluyen los alimentos refinados(harinas blancas), descompuestos, salados, insípidos, así como las frutas demasiado maduras o verdes. Incluyen también todos los alimentos fritos, a la barbacoa, congelados, preparados industrialmente o bien recalentados varias veces. El tabaco y las drogas son tamásicos.También se considera tamásico comer en exceso.


El alimento es necesario para nuestro bienestar, pero además ejerce un efecto sutil sobre nuestra mente. Se puede afirmar que nuestras preferencias en la alimentación reflejan nuestro propio nivel de puereza mental y espiritual.

Una dieta natural (sattvica) basada en alimentos frescos, ligeros y nutritivos, mantiene el cuerpo esbelto y flexible, y la mente aguda y clara, el estado mas adecuado para la práctica del yoga. De la misma manera que una dieta mas sátvica ayudará a la práctica de yoga, también la practica regular de asanas, pranayana y meditación hará que la conciencia cambie y que los alimentos rajásicos y tamásicos empiecen a perder su atractivo.