YOGA RESTAURATIVO

El yoga restaurativo es una forma suave de yoga que facilita la relajación y el descanso del sistema nervioso y del cuerpo en general. Utiliza el apoyo de mantas, cinturones, cojines o bloques que permiten sostener las asanas por mas tiempo.



Una clase de yoga restaurativo es una sesión que se caracteriza por su ritmo tranquilo, lento y suave. Se practica todo el repertorio de asanas reconstituyentes de yoga, en el cual predominan las posturas sedentes y reclinadas. Incluye las asanas mas relajantes y otras posturas en su versión modificada, las cuales serán realizadas con los apoyos necesarios para proporcionar descanso al cuerpo y a la mente.

Este tipo de trabajo pasivo induce un profundo nivel de descanso y relajación mental. Se utiliza el soporte de mantas, cojines, cinturones, bloques, las cuerdas, sillas o la pared, que permiten sostener las asanas durante mas tiempo, con el fin de estirarnos sin esfuerzo, soltar tensiones y crear espacio en el cuerpo para que la respiración de desarrolle libremente y disminuya la actividad cerebral. Algunas posturas se mantienen hasta 10 o 15 minutos.

El ambiente suele ser de recogimiento y la práctica se complementa con ejercicios de pranayama y meditación. Las asanas reconstituyentes ofrece amplios beneficios y están especialmente indicadas para la recuperación de lesiones, convalececias, tratar el estrés severo o en momentos de cambio que hayan podido oacasionar estados de ansiedad o depresión.

Un sistema nervioso sobrecargado, nos trae complicaciones que van a afectar a nuestro sistema inmune y otros trastornos que ya conocemos bien en nuestro estilo de vida moderno. El principal objetivo del yoga restaurativo es revitalizar el organismo y hacer que las fluctuaciones de la mente desciendan. Cada asana va a facilitar un poco mas éste estado meditativo, por eso es importante poder abandonarse al profundo descanso y relajación, lo cual implica movernos de nuestra tendencia a la acción y hacia el logro, a simplemente respirar y dejarnos ser.

La clase restaurativa es recomendable para todo tipo de alumnos, como una práctica a realizar como mínimo una vez al mes. Los alumnos con limitaciones físicas, últimos meses de embarazo o en el periodo menstrual y también, prácticantes de yoga estilo vinyasa pueden sacar muchos beneficios de éstas sesiones.